El kung-fu deportivo o Wushu (deporte)

El kung-fu tiene una faceta deportiva en la que se reflejan los aspectos o características propias de su identidad.
La competición deportiva en el kung-fu viene regulada por unas reglas de competición​ que determinan su práctica.
El kung-fu deportivo es una modalidad de lucha que contempla dos modalidades de competición diferenciadas: el combate y las formas (o rutinas).

Defensa personal

La gran variedad de técnicas utilizadas en el kung-fu dotan de un amplio abanico de recursos para la defensa personal.

Estas incluyen: golpes, agarres, pinzamientos, lanzamientos, luxaciones articulares, sumisiones, barridos, estrangulaciones, manejo de armas tradicionales y el uso de puntos de presión.

Influencias filosóficas
Estos principios provienen principalmente de 2 filosofías:

  1. Budismo Chan (禅Chan = Zen = “meditación”): conducta ética (no violencia, bondad,…), respiración, relajación, autocontrol (de las emociones), paz interior, crecimiento personal, felicidad,…
  2. Taoísmo: Tao (道 Dao = Do japonés = “camino”) = yin/yang (yin = negativo, oscuridad,…/ yang = positivo, luz,…) son los opuestos que se complementan entre sí. Fluir en armonía y equilibrio con la naturaleza, ganar serenidad y energía interior (气 Chi).

Valores del kung-fu

Acción:

  • Humildad
  • Honestidad
  • Solemnidad
  • Justicia
  • Confianza

Mente:

  • Valor
  • Paciencia
  • Resistencia
  • Perseverancia
  • Voluntad